lunes, 31 de mayo de 2010

Semanita de vacaciones en Barbastro







La Torre del Marqués.
Nuevo salón de baile y gimnasio del Centro de Día de los jubilados de Barbastro, de reciente construcción.

Puro Valle de Tena



Pantano de Búbal


Saqués


El circo de la Peña Telera


El Pueyo de Jaca y Panticosa





El circo de la Peña Telera subiendo a Lacuniacha


Piedrafita de Jaca

domingo, 30 de mayo de 2010

Punto final a la serie de Lacuniacha

El sitio colocado por la empresa para ver y fotografiar a los linces, que estos días con el paritorio está muy concurrido, según me dijeron.
Al fondo la montaña de Hoz de Jaca, cuyo nombre desconozco.
Este reno a quien le están saliendo los cuernos, se acercó a la valla a curiosear.
Los lobos no se dejaron fotografiar fácilmente, así que tan solo pude pillar, a estos dos que están echados tomando el sol. En otras ocasiones los he visto deambular en manada no muy lejos de la valla, y entonces es realmente muy guapa su estampa.
El establo de los caballos mongoles.

Una buena muestra de la fortaleza de estos purasangres mongoles es su buena adaptación a cualquier circunstancia: llevan bastantes años en el parque a más de 2.000 metros de altitud, su aspecto es formidable, y muchos de ellos han nacido aquí.
En busca del refugio del calor.


viernes, 28 de mayo de 2010

El mirador de la Peña Telera

Al pie del espectacular circo de la Peña Telera, justo en los límites del parque de Lacuniacha, se encuentra este mirador, desde el que se puede contemplar apaciblemente, y quedarse como es obvio extasiado ante estos picos de casi 3.000 metros de altitud.









jueves, 27 de mayo de 2010

Más sobre la visita al parque de Lacuniacha

Edificio del ayuntamiento de Piedrafita.
Plaza principal de Piedrafita con los picos nevados que circundan el Valle de Tena, al otro lado del embalse de Búbal están Hoz, El Pueyo (pueblo del que es originario mi apellido) y Panticosa.
La manada de ciervos descansa del agobio del sol de mediodía en la sombra.
Esta caseta a 2000 metros permite tomar un refrigerio y reponer fuerzas.
Un bisonte macho europeo en pos de la sombra benéfica de los abetos.
Este macho bastante más estóico aguanta el sol.
Un cervatillo pastando, y detrás los imponentes picos del circo de la Peña Telera que subiendo un poco más para arriba, se obtienen una vistas extraordinarias, y el espíritu queda inundado por una sorprendente calma.

Como podéis ver estos animales viven mejor que los obispos y cardenales de Roma. Mientras los observaba, recordé un chiste del gran El Roto en El País. Estaban dos cocodrilos, uno veterano y el otro jovencito, tomando el sol en el arenal de un río supuestamente africano, y le dice el veterano al más joven: "Tú búscate un buen zoo, y déjate de junglas". El buen aspecto y la calma de espíritu de estos animales demuestran que el sutil humor del genial dibujante da en la diana por enésima vez.

miércoles, 26 de mayo de 2010