jueves, 28 de mayo de 2009

El Pueyo de Jaca en el Valle de Tena, origen del apellido Pueyo

Este es el pueblo de los Pueyo, pues da nombre a nuestro apellido. Durante el primer siglo del anterior milenio, cuando el Reino de Aragón de las montañas pirináicas inicio su expansión hacia las tierras bajas, según archivos genealógicos alguien acompañando las tropas del Rey salió de este privilegiado enclave en pleno corazón del Valle de Tena, y expandió el nombre de su pueblo por Zaragoza, Huesca, Ainsa y Barbastro. Hay noticia documentada un par de siglos despues de un tal Guillem de Pueyo, que pertenecía a la curia (gobierno) de Jaime I el Conquistador, quien prosiguió contribuyendo en la labor de expansión del apellido, sus descendientes y otros siguieron sembrando de "pueyecitos" el resto de Aragón, luego España, América, y ahora por todo el mundo. Mi antepasado más cercano del que tengo noticia procede de la rama de Barbastro; que emigró a Esplús en el siglo XVIII. Hasta aquí casi todo son conjeturas, pues lo cierto es que estamos compuestos de mil leches, o sea, que cada uno saque sus propias conclusiones; aunque lo cierto es que el primero que llevó el apellido Pueyo salió de este pueblo, cuya visita es muy recomendable; a mi me levantó cierta emoción.



El pueblo ha cambiado mucho con el tiempo. Su proximidad a las pistas de esqui de Panticosa lo ha convertido en un centro turístico de primer orden. El embalse de Bubal y la belleza paisajística también contribuye al acrecentamiento del interés de la gente. En tiempos de los antepasados la pobreza y condiciones de vida debían ser brutales y extremas.















martes, 26 de mayo de 2009

Larrés y su castillo (Huesca)

Este pequeño pueblo situado en el Valle del río Aurín, cerca de Sabiñánigo en dirección Jaca, nos ofrece una imagen fidedigna de lo sosegada que puede llegar a ser la vida en medio de estas montañas. Este autobús devuelve a los niños a su casa, una vez terminadas las clases en el colegio.
La antiguedad del pueblo es evidente. Data de los primeros tiempos del Reino de Aragón, como el Castillo, reciclado en un museo de arte.


Calzada por la que se sube al castillo.
Una vista del valle y el río Aurín. Al fondo el pico de Collarada. El denso silencio te sobrecoge, inunda tu alma de un extraño bienestar.


Este era el pueblo de veraneo de Santiago Ramón y Cajal.

lunes, 25 de mayo de 2009

Monasterio de Santa Cruz de la Serós (Huesca)

En la Jacetania y camino del monasterio de San Juan de la Peña, se encuentra esta iglesia románica de Santa Cruz de la Serós. Fue comenzada a construir durante los siglos XI y XII junto con un edificio anexo, hoy desaparecido, que servía de hospedería, caballerizas y almacen de vino, cereales y demás productos de la tierra, mientras estaba en el trono del Reino de Aragón, Ramiro I, destinado para albergar a sus hijas, las infantas Sancha y Teresa y otras damas de la nobleza. Merece especial atención la infanta Sancha, por su decisiva influencia y estrecha colaboración con su hermano, el rey Sancho Ramirez, en la europeización de los ritos religiosos y costumbres del Reino, y en la actualidad se puede contemplar su sarcófago en el convento de las Benedictinas de Jaca. La iglesia fue construida por maestros lombardos emigrados de aquella región italiana, que aportaron un estilo de construcción que sólo se ve en Aragón y Catalunya.









viernes, 22 de mayo de 2009

Castillo de Aínsa construido por Felipe II

Vista desde el castillo de la plaza de la ciudad vieja. Al fondo, la torre de la iglesia y el edificio del ayuntamiento.









jueves, 21 de mayo de 2009